Un regalo para tus ojos y tus sentidos, una explosión de color, fruto del misterio y la imaginación de profesionales creativos.

El barman es un artista, y la coctelería, un arte, que se nutre de espíritu, aroma, gusto, color y fantasia. El cóctel ha de ser elaborado con mimo, y presentado de forma sofisticada y atractiva, para que su sabor y perfume sorprendan poderosamente a nuestro paladar.

Un buen cóctel ha de emocionar, conmover, encandilar. Y el barman ha de dominar magistralmente las mezclas de bebidas, aderezos y exóticos ingredientes, dosificados con armonía y oficio en su coctelera, para conseguir bebidas de autor, capaces de proporcionarnos sensaciones y sabores inolvidables.

Related Projects